martes, 8 de mayo de 2012

Pandora y Spotify se enfrentan en el mercado de la música online




Millones de usuarios optan por el servicio de streaming para escuchar música
Ha llevado décadas que la música pasara de los vinilos a los CDs, y años pasar de los CDs a los reproductores MP3. Ahora la radio en Internet se perfila como un competidor para los oyentes de música digital al proporcionar música online en 'streaming' gratuita en páginas web como Pandora y Spotify
La cantautoraTheresa Andersson acababa de ofrecer una actuación en el Festival de Jazz y Patrimonio Cultural de Nueva Orleans y su nueva fan Dana Spanierman ya se planteaba cómo escuchar unas melodías blues similares.
"Voy a ponerla en Pandora y ver quién más falta", dijo la residente en Santa Cruz, California. Spanierman es una de los 125 millones de usuarios registrados de Pandora Media, un servicio que permite a los oyentes crear sus propias listas de reproducción o "cadenas".
A partir de un género musical, artista o nombre de una canción que los usuarios teclean en una aplicación descargada en su ordenador o smartphone, compilan y escuchan canciones de una gran variedad de artistas que comparten atributos musicalescon el que estaban buscando.
"Es una gran forma de elegir un género que me gusta y escuchar otros grupos con los que no estoy familiarizada", afirmó Spanierman.
Pandora genera estas listas de reproducción personalizadas empleando tecnología Music Genome Project, una herramienta de análisis y catalogación intensiva de música basada en 450 indicadores distintos relacionados con el tono, el ritmo, el estilo o los instrumentos empleados.
La compañía, que cotiza en Bolsa, tiene más de un millón de canciones en su base de datos y ofrece la música de forma gratuita a sus oyentes, lo que para Spanierman, que odia pagar por la música, es un gran plus. "Realmente funciona. Ni siquiera me importan los anuncios", dijo, poniendo de relieve la principal fuente de ingresos de Pandora.
Competencia incrementada
Pero Pandora afronta la competencia de otros proveedores de música online, incluido el cada vez más popular Spotify, un servicio de música digital que tiene derechos de 'streaming' sobre más de 18 millones de canciones.
Al contrario que Pandora, Spotify ofrece a los oyentes música bajo demanda, lo que significa que los usuarios pueden elegir el artista o álbum que quieren escuchar. Para ello, la compañía debe tener un acuerdo de licencia con cada artista que ofrece.
Además, la licencia de Pandora actualmente se limita a Estados Unidos, mientras que Spotify está disponible en 13 países. Ambos servicios son en su mayoría gratuitos, aunque ofrecen un servicio mejorado para los suscriptores de pago.
Spotify, que asegura tener más de 10 millones de usuarios activos y casi 3 millones de pago, debe su éxito parcialmente a Facebook, ya que ahora requiere que los usuarios se registren mediante sus cuentas de la red social. Aunque la vinculación con Facebook ha incrementado la presencia de Spotify, no todo el mundo está de acuerdo.
"Lo que no me gusta de Spotify es que lo que escuchas aparece en Facebook y no necesito que nadie sepa lo que estoy escuchando, por eso no lo utilizo", dijo Spanierman.
A pesar de las diferencias en sus formatos y servicios, Spotify probablemente continuará subido al carro de Pandora. Se rumorea que la compañía está desarrollando un servicio de búsqueda de música como el de Pandora que podría lanzar a finales de este año.

VODDLER: plataforma de cine y series




Voddler es la primera gran plataforma internacional para el visionado de cine y series online que lo hace, adelantándose a la estadounidense Netflix [que se echó atrás en sus intenciones]. Mediante una presentación en Madrid, la cúpula de la compañía sueca ha transmitido a los medios españoles que nuestro país ha sido su primer destino comercial fuera de Escandinavia... a pesar de la piratería. O quizá alertados por sus efectos. Han elegido España por la enorme voracidad de los consumidores españoles, que demandan cada vez más contenidos en la Red
El director general de Voddler, Marcus Bäcklund, ha comenzado su exposición expresando su satisfacción por comenzar la andadura internacional [fuera de los países escandinavos] de la compañía en España: "Es impresionante que muchas innovaciones suecas, como Spotify, tiendan a empezar su expansión internacional en España. He pensado en ello... Estamos extremadamente felices de estar aquí". Y después de alabar a nuestro país y a su capacidad de dar cobijo a proyectos innovadores, ha apelado directamente a la industria cinematográfica: "Como ha cambiado la industria de la música, la industria del cine y Hollywood necesitan cambiar, y necesitan librarse... o no apegarse a las ventanas de exhibición, porque eso alimenta a la piratería".
En su presentación, Voddler asocia continuamente la piratería -mediante imágenes proyectadas o alusiones verbales- con lo ilegal, lo malo, incluso han llegado a denominar al fenómeno 'the dark side' [el lado oscuro] de la industria, pero su lectura sobre esa piratería es reveladora: "Lo que realmente queremos es tener acceso inmediato a todas las películas más populares en nuestro servicio online. ¡Inmediatamente! Porque si se retrasa la distribución de 'Contagio' o de 'Crazy, Stupid, Love', eso solo alimenta la piratería. O apoyan los servicios legales o alimentan la piratería. ¡Supersimple!". David Thompson, uno de los vicepresidentes de la compañía [encargado de las adquisiciones de contenido], lo ha dicho así: "Competimos en las trincheras todos los días con la piratería, es nuestro competidor número uno. Y no es que la gente piratee porque sea gratis, la razón es el acceso... y no tener que esperar. Esa es la razón que lleva a la gente a descargarse cosas gratis".
¿Cómo se verán las películas en Voddler?
Voddler se presenta en España con, básicamente, dos modelos de consumo 'online' de cine y series. Su estrategia comercial se basa en el alquiler y en el visionado 'gratuito' con un inserto de varios minutos de anuncios. Y todo esto depende de las llamadas 'ventanas de exhibición'. Nos explicamos. Actualmente, las películas realizan un recorrido bastante común. Aproximadamente cuatro meses después de su estreno en los cines, las cintas están disponibles para su alquiler o venta en DVD o Blu-Ray; después llega el turno de las televisiones de pago, que explotan la película durante varios meses... y solo al final llega el momento de la televisión en abierto y de las plataformas 'online'. Voddler asegura que su apuesta es doble. Ponen a disposición del público, por un alquiler que ronda los 2,5 euros [aunque el precio es variable], las películas que se encuentran en la fase DVD [es decir, cuatro meses después del estreno]; a continuación, esas películas desaparecen de la plataforma -están exclusivamente en la televisión de pago- y regresan en la última etapa de exhibición [aproximadamente dos años después del estreno].
Y en esa etapa de las televisiones en abierto... ¿en qué se diferencia Voddler de plataformas como YouZee? En que la empresa sueca no apuesta por la suscripción como modelo básico de negocio; prefiere ofrecer las películas de catálogo gratis... pero precedidas de varios minutos de publicidad. Es decir, el mismo modelo que explotan cada día las televisiones comerciales en abierto. Aún así, y aunque no renuncian del todo a la suscripción, sus motivos para no acercarse a ese modelo los exponía Anders Sjöman, el responsable de comunicación: "Esta mañana he leído un artículo que nos denominaba 'el Spotify de las películas'. Todavía no estamos ahí", lamentaba ante un esquema de las distintas ventanas de exhibición.
El eterno problema del catálogo
Voddler nace afectada por la misma enfermedad que sufren sus competidoras nacionales que ya operan desde hace meses... y esa enfermedad se llama 'catálogo'. Que los usuarios no puedan bucear entre una infinidad de opciones cuando quieran ver cine y series. La compañía sueca, sin embargo, que ahora mismo puede ofrecer 600 títulos, que tiene contratos con todas las grandes productoras de Hollywood -las llamadas 'majors'-, y acuerdos con 45 productoras o distribuidoras. En este momentos, están disponibles en su web -para el alquiler- películas estrenadas en España el pasado mes de octubre, como 'Criadas y señoras' o 'Crazy, Stupid, Love'. El área de series, de momento, solo cuenta con una decena de títulos infantiles.
El director general de Voddler ha criticado a su máximo competidor potencial, Netflix, radicado básicamente en Estados Unidos, por alojar los contenidos que ofrece en servidores. Bäcklund ha mostrado un gráfico en el que se atribuía a Netflix el 35% de consumo del ancho de banda en horas punta del tráfico web estadounidense. En lugar de eso, Voddler ha ideado 'VoddlerNet', un sistema que convierte a cada usuario de la plataforma en una especie de 'antena repetidora', que facilita el visionado de las películas. Desde hoy mismo, la aplicación de la plataforma está disponible para su descarga en los principales dispositivos móviles y tabletas.

ATHLETIC Y ATLÉTICO, HISTORIA DE DOS PARIENTES



Athletic y Atlético, historia de dos parientes


Un grupo de estudiantes vascos fundó en abril de 1903 el Athletic Club Sucursal de Madrid, «hijo» del Athletic de Bilbao.

El 8 de abril de 1903 se celebró en el campo del Hipódromo, en Madrid, la primera final del Campeonato de España (la actual Copa) entre el Athletic de Bilbao y el Madrid Football Club, que acabó con victoria vasca por 3-2. Cinco mil personas asistieron al evento. El Athletic Club, fundado en 1898 por unos jóvenes del gimnasio Zamacois de Bilbao a imagen y semejanza de los equipos ingleses, vestía entonces una camiseta con una franja blanca y otra azul, pantalón azul y medias negras, ya que aquellos pioneros compraban las equipaciones del Blackburn Rovers en sus viajes a Inglaterra.

Tras acabar el partido, estudiantes vascos residentes en la capital comentaron lo bueno que sería tener un equipo propio en Madrid. Ramón de Arancibia, los hermanos Ignacio y Ricardo Gortázar, Eduardo Acha y Manuel de Goyarrola, junto con otros compañeros madrileños de la Escuela de Ingenieros de Minas, decidieron fundar un equipo filial del Athletic Club, que llamaron Athletic Club Sucursal de Madrid

Acha viajó a Bilbao para realizar las pertinentes gestiones burocráticas. La idea fue recibida con entusiasmo en El Bocho y la aventura empezó a andar el 26 de abril de 1903. «Se regirá por el mismo reglamento, como tal sucursal, y la cuota mensual será de 2,50 pesetas, idéntica a la de la citada sociedad», decían los estatutos.

El filial usaba el mismo uniforme de faena. Ambos equipos no podían enfrentarse en partidos oficiales al ser considerados el mismo club; de hecho, en esos partidos «serios» el «padre» le cogía prestados jugadores al «hijo». El primer presidente del Athletic Club Sucursal de Madrid fue Enrique Allende, abogado bilbaíno, que pronto dejó el cargo en manos de Eduardo Acha. Su primer campo se encontraba detrás de las tapias del Parque de El Retiro y los jugadores se cambiaban en una casucha. El 2 de mayo de 1903 disputó su primer partido, arbitrado por el tesorero, Enrique Goiriki, en el que participaron los socios.

En 1911 el enviado especial a Inglaterra del Athletic Club de Bilbao no consiguió las equipaciones blanquiazules; no quiso volver con las manos vacías y compró las del Southampton (camiseta a rayas rojiblancas y pantalón negro). Y así cambió la historia. En un partido entre ambos Athletics los madrileños se quedaron prendados de la nueva camiseta y la adoptaron, aunque mantuvieron el pantalón azul y las medias negras.

La independencia del Athletic Club de Madrid llegó en 1921. En 1923 inauguró el estadio Metropolitano y en 1928 participó, junto a su pariente del norte y otros grandes del fútbol español, en la creación de la Liga. Los bilbaínos fueron un equipo muy competitivo en los primeros años del nuevo torneo, en dura pugna con el Real Madrid. En 1939 el Athletic madrileño se fusionó con el Aviación Nacional y nació el Club Atlético Aviación. Un año después, el equipo dirigido por Ricardo Zamora se adjudicó el título de campeón de Liga por primera vez en su historia. En 1947 pasó a llamarse Club Atlético de Madrid.

PELIGRO: AMANECER DORADO




“Temednos, que ya llegamos!” Estas fueron las primeras palabras de Nikos Michaloliakos, líder de Amanecer Dorado, formación neo-nazi que obtiene 21 escaños en el Parlamento Griego después de conseguir el 7% de los votos en las elecciones griegas de esta pasado domingo.

La amenaza nazi vuelve a Europa. Decenas de años después del holocausto un partido de la extrema derecha más cruel y radical se alza en el sur de Europa. Amanecer Dorado se aprovecha de la fuerte crisis económica que sufre Grecia para lanzar un mensaje muy radical basado en el ataque contra la emigración, las clases políticas corruptas y la reconquista de la Macedonia Griega y Chipre.

Los orígenes de Amanecer Dorado se remontan a los años 80. Un grupo de extrema derecha que tenía en común la publicación de una revista llamada “Chrysi Avgi” terminó por convertirse en un partido político en toda regla.

Según la wikipedia Amanecer Dorado se erige en partido político en el momento en el que su líder Michaloliakos  viaja a Suráfrica a principios de los 80 para ponerse en contacto con Giannis Giannopoulos “un extremista ultra-nacionalista griego que después de una serie de atentados en Atenas en 1978 había huido del país y se había enrolado en la Legión Extranjera francesa, acabando en Suráfrica como entrenador militar del Movimiento de Resistencia Afrikáner”

Eso impulsó a Michaloliakos a crear un partido vertebrado, bien organizado y con mucho apoyo, sobretodo juvenil, en todo el territorio. La conformación del partido ha variado mucho en las últimas décadas: si en los 80 los seguidores de Amanecer Dorado eran jóvenes, mucho de ellos skinheads, ahora encuentra devotos en todas las capas de la sociedad.

El movimiento nazi crece poco a poco en los 90 y tendrá que esperar al año 2010 para dar el primer golpe de efecto. La formación de Michalokiakos consigue el 5,3% de los votos en Atenas en las elecciones municipales y por lo tanto representación parlamentaria en el Consistorio de Atenas. Era el primer aviso. Su mensaje calaba cada vez más fuerte entre una población que veía como su “status” de vida descendía a marchas forzadas por la incesante crisis económica que azotaba duramente el país helénico.

Esas elecciones locales eran el preludio de lo que estaba por venir. Cabe decir que los resultados de Atenas no fueron los más contundentes. En barrios en los que el porcentaje de emigrantes era muy alto, el porcentaje de votos de Amanecer Dorado llegó hasta el 20%. Este indicador era el principio de un cambio, el renacer del nazismo en Europa.

Amanecer Dorado se denomina como ”movimiento popular de nacionalistas intransigentes”, un partido que formaliza el saludo fascista y otorga a su líder el control total del partido. La wikipedia explica que los estatutos del partido indican que “sólo los arios de sangre y que sean de origen griego pueden ser miembros de Amanecer Dorado”.

Amanecer Dorado habla de la “raza helénica” al más puro estilo hitleriano: “Hay que fomentar la procreación de niños griegos, a la vez que se debe impedir la descendencia de los extranjeros. No a los matrimonios mixtos entre blancos y no-blancos, no al aborto, que llevan a nuestra Nación a su muerte racial”.

El partido nazi griego desea que Grecia se retire de la ONU, de la UE, de la OTAN y que por consiguiente deje de ser intervenida económicamente por la Unión Europea. Amanecer Dorado también exige la retirada del euro y la consiguiente restitución del Dracma, anterior moneda griega.

El líder de Amanecer Dorado está crecido. Tras conocer los resultados de las elecciones legislativas griegas empezó una declaración de intenciones: “Voy a avanzar, enfrentándome a la tiranía de los medios de comunicación, de las televisiones y los periódicos. Quiero dedicar esta victoria a los valientes de camisa negra” – en un tono al más puro estilo de la Italia de Musolini.

“Veni, vidi, vici. El pueblo griego ha dado la espalda a las televisiones y a los periódicos que estaban en nuestra contra. Nos han calumniado, nos han difamado (…) y os hemos vencido” – dijo dirigiéndose a los medios de comunicación.

Europa mira asombrada el renacimiento del nazismo. En tiempos de crisis muchos han olvidado lo que fueron los campos de exterminio de Auschwitz . El nazismo hace mella de la misma forma que Hitler fue capaz de convencer al pueblo alemán para que le convirtieran en presidente y canciller de Alemania después de unas elecciones democráticas previas al régimen dictatorial del 3er Reich que él mismo lideró.

Los líderes griegos harán bien en hacer los deberes para que el nazismo no siga avanzando en su cruzada para llegar a un 4o Reich. 

Lo que parecía inverosímil hace unos años vuelve a convertirse en una triste realidad.

CHANTAJE A LA MONARQUIA



Lo que se ha robado y esquilmado en fondos públicos por todo el Levante y la costa balear y mediterránea sale a la luz en forma de chantaje de Diego Torres a la monarquía. 

El socio de Iñaki Urdangarín, después de anunciar a bombo y platillo que va a chantajear a la Casa Real y de haber robado al tesoro público, ahora se ofrece como salvador. El error que ha cometido es haber hecho público su chantaje, exigiendo a Urdangarín 10 millones de euros, 1 millón para su abogado y un empleo. 

A cambio, el chantajista ofrece destruir todos los emails comprometedores que prueban documentalmente la corrupción del propio monarca.

El rey está sometido al chantaje no ya de los elefantes africanos sino de los depredadores españoles, en concreto de Torres y de Urdangarín, de los que es rehen.
El propio Urdangarín ha aireado en esos emails que su esposa, la infanta Cristina, y el propio Rey le estaban ayudando y favoreciendo al conseguirle entrevistas por las que se consumó el fraude.

Respecto al intento de arreglo entre las partes para evitar el juicio, la ley española no es tan clara como en EE.UU. Cuando la imputación no tiene como pena aparejada una prisión superior a cinco años, se puede pactar o graduar la pena. Y se puede evitar el juicio mediante un acuerdo con la fiscalía, que el juez apruebe.

Como hay delitos por los que se acusa a Urdangarín con penas de hasta siete años, no es verosímil que el fiscal esté negociando un pacto de conformidad con los abogados de los imputados y el juez de Palma de Mallorca.

Ahora bien, si la Monarquía tolera que la autoridad judicial haga pactos con los chantajistas, el mal no viene sólo del que hace el chantaje. La Monarquía está herida de muerte.

Yo soy republicano, pero en los 30 años que llevo padeciendo el peso de la corrupción de la Monarquía nunca he recurrido a la explotación de los asuntos de faldas del rey, que se conocen desde su origen, ni asuntos de dinero o corrupción para facilitar el hundimiento de la Corona.

Con el “caso Urdangarín” es la primera vez en 30 años que la corrupción de la Casa Real se ha convertido en un motivo de división de España.

Y al haber actuado Urdangarín en la Comunidad Valenciana, Baleares o Cataluña, la Monarquía ha resquebrajado la unidad de España. Y la Monarquía presumía hasta ahora de lo contrario. El monarca es tan consciente de su debilidad que Cataluña y País Vasco se aprovechan para hacer más ostensibles sus pretensiones de separarse de España, siguiendo la misma táctica que Canadá o Australia, que reconocían la corona inglesa para ser realmente independientes. Y ese es el peligro de la Monarquía española.

RODRIGO RATO ALIAS “EL COBARDE”




Si resultara la primera vez que Rodrigo Rato emerge asustado de entre las llamas de un incendio del que parece sospechoso de prender podríamos otorgarle cierto margen a la duda; pero no es el caso.

En vísperas de la crisis económica mundial, cuando  ejercía el cargo de director del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato –mechero en mano- anunciaba su renuncia al puesto a causa de unos oportunos y misteriosos asuntos personales que a la postre le evitaron ser alcanzado por el implacable incendio del sistema financiero mundial.  Por entonces nadie se mostró especialmente contrariado por su huida fingida; simplemente se le achacó cierta nostalgia al politiqueo patrio.

No obstante la espantada revestía verdadera gravedad. Para un país poco agraciado en puestos de responsabilidad –en especial los económicos- que uno de los hombres que teníamos por más válidos y preparados protagonizara un desplante de tal categoría supuso para España y para todos los aspirantes españoles a ocupar cargos internacionales un dramático paso atrás. No es que le acuse de provocar la crisis, cuyo origen es bastante más complejo, ni si quiera entro en evaluar su actuación como director gerente del FMI –y eso que informes sobre el origen de la crisis han concluido que tanto Rato como sus predecesores pecaron de optimistas en todas sus previsiones- simplemente critico su falta de compromiso, su cobardía ante una crisis económica que si en muchos sectores se tenía por inminente, a esas alturas el FMI  debía tener por  certeza. Ante la tormenta, Rodrigo Rato se decantó por la huida silenciosa.

Tras unos años retirados de la vida pública, previo paso por varias consejerías de entidades bancarias, Rodrigo Rato fue nombrado presidente de Caja Madrid  en 2010 bajo la esforzada ayuda de sus antiguos compañeros de partido. Una vez finalizada la muy mediática pero poco exitosa –los datos económicos y el fracaso en su salida a bolsa así lo concluyen- fusión  de varias cajas de ahorro para formar el mayor banco de España, en cuanto a activos domésticos; Rodrigo Rato ha ido perdiendo paulatinamente su bien-amado protagonismo.

Ahora ante la perspectiva de ver cómo los 30.000 millones de deuda de Bankia amenazan con engullir su siempre estéril  prestigio; o quizás a causa de la rebaja de su sueldo de 2,3 a 600.000 euros por la reforma financiera, Rodrigo Rato vuelve a salir espantado del lugar accidentado, de nuevo delatado por lo chamuscado de su cara pero sin quemaduras de gravedad. Por cierto que ha justificado su dimisión a razón de que su pasado político podía relacionarse con la inminente inyección de capital que el gobierno de Rajoy planea sobre Bankia; algo poco creíble habida cuenta de que su sustituto tendrá también una inevitable conexión política con el PP.

Enumeraba Churchill como uno de los principales males de nuestra era que la gente ya no anhela ser útil sino ser importante. Rodrigo Rato ha demostrado querer ser importante a cualquier precio, aunque por ello tenga que renunciar, una y otra vez, a ser útil.